Calle 106 # 49-15 Cons. 4. Bogotá
Citas: 300 292 90 69

Prevención de Accidentes

#

Como parte del aprendizaje y conocimiento de un niño, es natural que mire, toque, agarre, saboree, ingiera, examine, golpee y tire objetos; igualmente , que se desplace por sus propios medios, es decir que se arrastre, gatee, camine, corra, salte, trepe, nade o utilice vehículos como triciclos, bicicletas, carros y otros.

Todo esto lleva a un riesgo de que se lesione su cuerpo, esto sumado a la falta de previsión del peligro por parte del menor, a la falta de medidas de seguridad, al desconocimiento de los logros del niño por los padres y cuidadores y a las condiciones socioculturales particulares hacen necesario instaurar todas las medidas de prevención posible.

Recomendaciones.

1. Prevención de caídas.

Colocar en las escaleras las puerticas protectoras.

Colocar protecciones en terrazas, ventanas, balcones y otros sitios elevados. Enseñar a los niños que no deben acercarse a estos sitios. No colocar muebles ( sillas o camas) cerca de las ventanas.

Si se usan sillas para comer deben ser estables y tener correas de seguridad.

En caso de camas superpuestas el niño debe dormir en la de abajo y las camas de arriba deben tener barandas.

Evite dejar a los niños solos o al cuidado de personas no responsables y que sean alzados por otros niños o hermanos mayores.

Procurar mantener los pisos secos, limpios y libres de obstáculos. En las duchas se deben usar tapetes antideslizantes.

Reparar las superficies irregulares y corregir los pliegues de las alfombras.

2. Prevención de quemaduras.

Enseñar a los niños que la cocina no es un lugar para que ellos estén, ni un sitio de juego.

Preferir el uso de las parrillas posteriores y colocar las ollas y sartenes en el fogón con el mango hacia atrás.

Asegurarse que los alimentos que se van a ingerir y el agua para el baño tengan una temperatura adecuada.

Avisar cuando se van a transportar alimentos calientes y colocarlos en el centro de la mesa.

No inhalar vapor de un recipiente sobre el fuego o con agua muy caliente.

Asegurar el buen funcionamiento de instalaciones y aparatos eléctricos.

Deben protegerse los enchufes que no se usan y evitar sobrecargar los enchufes con muchos aparatos. Evitar tener extensiones y cables de aparatos eléctricos colgando al alcance de los niños.

Evitar juguetes eléctricos en niños menores de 8 años.

Guardar encendedores, fósforos y líquidos inflamables en un lugar seguro.

No dejar cirios ni velas encendidas cerca a elementos de fácil combustión.

Ser muy cuidadosos cuando se usen hornos, calentadores, chimeneas y fogatas.

El uso de pólvora como diversión solo lo deben hacer personas expertas.

Evite fumar en su casa.

3. Prevención de intoxicaciones.

Guardar por separado los medicamentos, los venenos y los derivados del petróleo, debidamente rotulados y en el envase original. Si hay niños pequeños se deben guardar en alacenas con llave.

Mantener refrigerados alimentos de alto contenido proteico.

El calentador de gas y el fogón de petróleo o carbón no se deben tener en cuartos cerrados.

El carro no se debe dejar encendido en garajes cerrados o mal ventilados.

4. Prevención de heridas.

Mantener fuera del alcance de los niños objetos corto punzantes como vidrios, tijeras, cuchillas de afeitar, clavos, agujas u otros.

Evitar el uso de platos, tazas o vasos despicados; cuando estos se quiebren, se deben recoger los pedazos rapidamente.

Clavar bien las puntillas o clavos que sobresalen en la superficie de los muebles o paredes y pulir las aristas o astillas que presenten.

Si se tiene armas de fuego se deben guardar descargadas y bajo llave. Nunca limpiarlas delante de los niños.

Evitar que los niños jueguen con las mascotas cuando están comiendo, durmiendo a con sus crías, enséñelas a respetarlas y a tratarlas con cuidado. Elija animales mansos o de razas no agresivas. No son juguetes para entretenerlos.

5. Prevención de asfixia.

Los accidentes por asfixia se pueden clasificar en diferentes tipos según la causa.

*Prevención de asfixia por inmersión:
Promover el aprendizaje de la natación a partir de los 4 años.

No dejar a los niños solos a orillas del mar, lagos, ríos, arroyos, canales de riego o zanjones.

Vigilar a los niños cuando naden así usen flotadores, ya que no son tan seguros como aparentan.

*Prevención de asfixia por sofocación:
Evitar dormir en la misma cama con los niños.

Evitar jugar con mantas, cojines u otros objetos que puedan producir la obstrucción de las fosas nasales y la boca.

*Prevención de asfixia por confinamiento:
Evitar juegos en que los niños se encierran en baúles, alacenas o cuartos pequeños.

Tener a la mano las llaves de las cerraduras de todas las puertas, con el fin de abrirlas con rapidez en caso de urgencia.

Impedir que los niños metan sus cabezas en bolsas de plástico.

*Prevención de asfixia por obstrucción:
Evitar los juegos con lazos, cordones, correas u otros objetos similares que se puedan enredar en el cuello.

Retirar las semillas de las frutas antes de ofrecerlas al niño.

Enseñar a los niños que no deben introducir semillas u otros objetos pequeños en su nariz o boca.

Enseñar a los niños que no corran mientras comen y no provocar su risa o llanto con comida en la boca.

*Prevención de asfixia por tóxicos inhalados:
Asegurar una buena ventilación en el sitio en que tenga encendido un carro, se estén utilizando gases tóxicos o quemando cualquier material.

6. Prevención de accidentes en la vía pública.

Los niños en la calle no deben estar solos o alejados de sus cuidadores, deben caminar lejos de la calzada y del tránsito.

Siempre cruzar las calles con los niños cogidos de la mano usando los pasos de cebra y los puentes peatonales.

Evitar transportarlos en motos o en bicicletas en calles con tráfico.

La entrada y salida de jardines y colegios debe ser protegida por vallas que la separen de la calzada y si es necesario se debe interrumpir el tránsito.

7. Prevención de accidentes de tránsito.

En un vehículo no se deben llevar a los niños en brazos.

Hasta los 12 años de edad se debe viajar en el asiento trasero.

Deben viajar en sillas de seguridad para carro los niños hasta los 4 años de edad o peso mayor o igual a 18 Kg. Los mayores de 4 años deben usar cinturones de seguridad.

Verificar que los seguros para niños de las puertas traseras estén funcionando bien.

Los niños no deben viajar en motos, cajas de camionetas, vehículos.

El sentido común y el conocimiento de las posibilidades de accidentes serán los mejores aliados en la prevención de los mismos. Sin embargo, es importante evitar caer en un terreno tanto o más perjudicial que el de los accidentes, que es el de la sobreprotección, la tensión psíquica angustiosa y las inhibiciones contínuas de los niños.

Comentarios

Comentarios

También te interesa: