Calle 106 # 49-15 Cons. 4. Bogotá
Citas: 300 292 90 69

Juguetes apropiados para los niños

#

El juego es muy importante para el aprendizaje de los niños, no es sólo una diversión, sino que es esencial para la vida adulta.

“El alma infantil es siempre la misma, espontánea, curiosa, imaginativa (…) encariñándose apasionadamente con un juguete o desmontándolo para ver lo que hay en su interior, adornando con su nueva imaginación la fea y triste realidad…”
(George Sand, Historia de mi vida)

El juego es una actividad fundamental durante toda la vida, y en la infancia es indispensable porque contribuye al desarrollo armónico del niño, desde el punto físico, mental y social.

A través del juego los niños elaboran sus vivencias emocionales y ponen en marcha los papeles sociales que tendrán que desarrollar como adultos.

Muchos padres olvidan esto y no dan al juego la importancia que se merece. Con la intención de preparar a sus hijos de forma intachable y eficiente para el futuro, copan su tiempo con clases de idiomas, música, baile, karate, etc., con lo cual el juego bien administrado queda relegado a un segundo plano. Es muy importante permitir que el niño juegue, adecuarle un sitio y proporcionarle los juguetes y materiales necesarios.

La seguridad en el juego es un elemento esencial que siempre hay que tener en cuenta. El grupo de niños menores de 3 años es el que más riesgo tiene de lesionarse con los juguetes y, aunque las lesiones no suelen ser severas, en ocasiones pueden causar la muerte o dejar secuelas graves. El tipo de lesión es variable, pasando de simples rozaduras hasta caídas, quemaduras, atragantamiento, ahogo o intoxicación.

Se debe recordar a los padres y cuidadores que los juguetes facilitan pero no substituyen el aspecto más importante de la crianza que es una relación de dependencia amorosa y cálida.

Recomendaciones para la elección de un juguete

Lea la etiqueta antes de comprar el juguete. Las etiquetas de advertencia dan información importante sobre cómo usar un juguete, para qué edades es seguro y si se recomienda que algún adulto supervise al niño al usar el mismo.

Piense en grande al seleccionar los juguetes. Asegúrese de que todos los juguetes y sus piezas sean más grandes que la boca del niño para evitar que se asfixie.
Evite comprar juguetes que disparan objetos pequeños al aire. Esos juguetes pueden lesionar los ojos o causar asfixia.

Evite comprar juguetes que hagan ruidos intensos o estridentes. Pida una prueba del juguete en la tienda. Tenga en cuenta el nivel de ruido que haga. No compre juguetes que puedan ser demasiado ruidosos para el sentido del oído sensible y delicado del niño.

Busque juguetes hechos de manera sólida. Al comprar un juguete blando o un animal de peluche, revise que los ojos, la nariz y otras piezas pequeñas estén bien asegurados. Cerciórese de que lo pueda lavar en la lavadora. Compruebe que todas las costuras y orillas están bien rematadas.

Tenga cuidado con las piezas afiladas o los bordes, y con los juguetes hechos de plástico delgado u otros materiales que se puedan romper fácilmente. No compre juguetes con piezas de metal para un bebé o niño pequeño. Si su niño mayor juega con dardos o flechas, asegúrese de que tengan puntas hechas de goma suave o plástico flexible. Las puntas deberán estar sujetas de manera muy segura.

Evite comprar juguetes y materiales tóxicos que pudieran causar envenenamiento. Busque juegos de pinturas, lápices y marcadores cuyas etiquetas indiquen que no son tóxicos. Las baterías pequeñas, además de ser tóxicas, también pueden causar asfixia o se pueden tragar.

Evite comprar estuches de pasatiempos y juegos de química en el caso de los niños menores de 12 años de edad. Si compra dichos juegos para niños mayores (de 12 a 15 años de edad), asegúrese de controlarlos apropiadamente y de guardar esos juegos fuera del alcance de los niños pequeños.

Los juguetes eléctricos deberán estar aprobados por las autoridades competentes. Compruebe la etiqueta para asegurarse de que el juguete esté debidamente aprobado y homologado.

Tenga cuidado al comprar juguetes para los bebés de cuna. Hay que mantener cortos los hilos o cables que cuelguen en una cuna. Son potencialmente peligrosos, ya que podrían causar que el bebé se estrangulara al comenzar a gatear o a ponerse de pie.

Seleccione un baúl de juguetes cuidadosamente. Busque un baúl con orillas lisas y acabadas que no sean tóxicas. Si tiene una tapa, asegúrese de que sea sólida y que tenga soportes con seguros y bisagras seguras. Deberá poder permanecer abierto en cualquier posición y las bisagras no deberán lastimar al niño. El baúl también deberá tener orificios de ventilación para prevenir que su niño se sofoque si quedara atrapado adentro. El mejor baúl consiste en una caja o cesta sin tapa.

No se deben comprar juguetes que fomenten la violencia o la discriminación racial, de género o social.

La selección de un juguete apropiado puede ser laboriosa y algunas veces compleja y, por tanto, no puede hacerse a la ligera. Debe basarse en diversas variables especialmente en el conocimiento sobre cada niño, su edad, su personalidad y sus circunstancias específicas.

En la siguiente tabla se describen los juguetes adecuados a las características de la personalidad:

Fuente:

Sociedad Americana de Pediatría
Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla León.
Asociación Española de Fabricantes de Juguetes

Comentarios

Comentarios

También te interesa: