Calle 106 # 49-15 Cons. 4. Bogotá
Citas: 300 292 90 69

Importancia de la leche materna

#

La lactancia materna aunque es la mejor alternativa de alimentación para el recién nacido, es ante todo un acto de amor, que proporciona estrechos vínculos afectivos entre la madre y su hijo.

Cuál es la importancia de la leche materna?

Además de aportar los nutrientes necesarios al niño, le previene de enfermedades y le permite crecer más sano, feliz, seguro, amado y protegido.

Cuáles son los beneficios que trae este alimento para los bebés?

Desde el punto de vista nutricional la leche materna contiene todos los nutrientes necesarios, para cubrir totalmente los requerimientos nutricionales tanto del recién nacido como del lactante menor.

A nivel inmunológico, la leche materna es insustituible, ya que contiene numerosos factores que además de estimular el sistema inmunológico permiten reducir el riesgo de infecciones tales como gripas, otitis y diarreas. Además mientras el bebé está siendo amamantado con leche materna se está protegiendo de enfermedades futuras como asma, alergia, obesidad, enfermedades inmunitarias como la diabetes, colitis ulcerosa y arterioesclerosis.

Otros beneficios importantes son el fortalecimiento de la relación madre –hijo y las repercusiones favorables sobre el desarrollo neurológico, visual e intelectual.

Qué ventajas hay para la mujer?

Son varios los beneficios que proporciona la lactancia materna a la madre:

  • Favorece la involución uterina, disminuyendo las hemorragias post parto.
  • Las mujeres que lactan pierden el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y es menos probable que padezcan anemia post parto
  • Es menor el riesgo de hipertensión y depresión posparto.
  • La osteoporosis y el cáncer de mama y de ovario, son menos frecuentes en aquellas mujeres que lactan a sus hijos.
  • Retrasa la ovulación (no es anticonceptivo)
  • No requiere ningún tipo de preparación.
  • No ocasiona gasto económico.

¿Qué deben hacer las madres antes, durante y después de amamantar al bebé?

Para favorecer el desarrollo del vínculo madre – hijo a través de la lactancia, es importante que la madre se disponga emocionalmente a realizar la alimentación dentro de un ambiente cómodo y agradable para ambos.

Como medida de higiene es indispensable el lavado de manos previo.

La madre preferiblemente debe masajear en forma circular y en dirección hacia los pezones la glándula mamaria antes de iniciar la lactancia.

La madre debe ser conciente de aprovechar el momento de la lactancia para establecer contacto visual y comunicación verbal con el bebé, de esta manera se estará transmitiendo seguridad y amor además de alimentación.

Una vez el bebé ha sido amamantado la madre debe asegurarse que el bebé extraiga los gases. No debe acostarse al niño inmediatamente después de haber sido amamantado.

Las mujeres pueden tener complicaciones (algunas enfermedades) por la lactancia?. Se pueden solucionar o tratar?

Existen varios problemas con el seno relacionados con la lactancia. Los más frecuentes son los siguientes:

Existen casos en que las mujeres no pueden dar leche? Si es así ¿A que se debe?, ¿Qué deben hacer?, ¿Qué soluciones hay? y ¿Qué tratamientos hay?

Múltiples factores son causa de ansiedad, miedo y fatiga en la madre. Estas emociones pueden inhibir el reflejo de eyección de leche y determinan la prescripción temprana e injustificada de fórmulas lácteas infantiles.

Aunque en teoría todas las mujeres tienen la capacidad de lactar a sus hijos, muchas mujeres jóvenes, sanas, bien alimentadas y con inmensos deseos de lactar han fracasado totalmente desde las primeras semanas aún en ausencia de problemas tales como grietas, mastitis, etc.

Existen medicamentos que estimulan la producción de leche materna a los cuales se les llama galactogogos. Son efectivos pero no deben usarse más que cuando los métodos fisiológicos se han agotado (succión frecuente, postura correcta, descanso adecuado de la madre, ausencia de enfermedades maternas, como anemia o alteraciones de la tiroides). Estos medicamentos no deben usarse demasiado tiempo ni sin supervisión médica pues tienen efectos secundarios.

En los casos en que está contraindicada la lactancia materna, hay que recurrir definitivamente a las fórmulas infantiles.

Actualmente se utiliza mucho la extracción de leche, ya sea por trabajo o por que tienen exceso de leche. ¿Que recomendaciones y consejos se deben seguir para extraerla? ¿Es bueno guardarla en la nevera, a que temperatura?, etc.

De hecho cada día son más las madres que por razones laborales o sociales deben hacer interrupciones temporales de la lactancia; pero su deseo es mantener una producción de leche que les permita amamantar a su bebé o mantener reservas para su ausencia. En estos casos se debe tener en cuenta como recomendaciones para la extracción manual las siguientes:

Antes de la extracción se aconseja realizar un masaje suave sobre el pecho, que puede efectuarse de dos formas ya sea presionándolo con una toalla húmeda y tibia que se desplazará hacia la areola o comprimiéndolo entre dos manos tratando de empujar su contenido hacia la areola, primero en sentido vertical y luego horizontal.

La madre debe estar cómodamente sentada y un poco inclinada hacia delante. Se coge el pecho con la yema de los dedos, colocando el pulgar arriba y los dos primeros dedos debajo, a unos tres centímetros del pezón, que es donde se hallan las dilataciones de los conductos (senos galactóforos) donde se acumula la leche.

Se procede entonces a apretar hacia el pezón en un movimiento repetido y rítmico simulando la técnica de ordeñar sin soltar los dedos. Con cada repetición los dedos van rotando para de esta forma cubrir todo el seno.

Existen sacaleches manuales y eléctricos y entre estos últimos los hay portátiles con batería incorporada. Cuando se pretende obtener leche de forma frecuente y prolongada los más adecuados son los eléctricos que funcionan por succión intermitente. Algunos equipos permiten la extracción simultánea de ambos pechos.

Ya sea que se utilicen sacaleches manuales o eléctricos es indispensable que se realice la preparación del seno con el masaje previo.
Las copas que se usen deben tener un tamaño adecuado de tal forma que no se produzcan desperdicios.
Es importante asegurarse de proteger el seno contrario al que se está succionado con una copa, ya que por estimulación refleja ese seno puede presentar emisión de leche.
Como recomendación especial cuando se utilicen sacaleches eléctricos, una sesión no debe pasar de 20 minutos para cada pecho.

Antes de proceder es importante un adecuado lavado de manos y proteger las partes que van a estar en contacto con la leche.

Almacenamiento de la leche materna

La leche materna tiene propiedades antibacterianas que permiten su almacenamiento por períodos prolongados de tiempo en determinadas condiciones. El mejor envase es el de cristal por ser menos poroso. Para congelar pueden usarse también envases de plástico duro transparente (policarbonato) y de plástico duro traslúcido (polipropileno) .

El calostro puede permanecer a temperatura ambiente 27-32 ºC hasta por 12 horas. Por su parte la leche madura puede variar desde 24 horas a 15 °C a 4 horas si la temperatura ambiente es de 30 a 38°C.

Si es refrigerada (en nevera) entre 0 y 4 ºc puede almacenarse hasta por 8 días. En los casos en que se congele a temperatura constante de (-19°C) puede durar hasta 6 meses o más si es un congelador individual tipo comercial. Si el congelador es doméstico individual de 3 a 4 meses; pero si el congelador hace parte de la nevera el tiempo máximo será de 2 semanas.

Recomendaciones de higiene y hábitos que deben tener las mujeres que se encuentran en la época de lactancia.

Durante la lactancia se recomienda como medidas de higiene, además de la ducha diaria, el cambio diario de la ropa de cama. En caso de sudoración excesiva por efectos climáticos se aconseja lavado parcial del pezón con agua sin jabón, ya que este altera la acción de las secreciones normales producidas en esta zona.

No es necesario que la madre cambie los hábitos de alimentación, sin embargo los espárragos, el apio, las alcachofas, las coles, las cebollas, los ajos y muchas especias al ser consumidos modifican el sabor de la leche.

De otro lado el café y las bebidas cola con cafeína puede producir inquietud e insomnio en el bebé, la nicotina disminuye la producción de la leche materna y el consumo alcohol, además de producirle intoxicación le afectará su desarrollo psicomotor.

Finalmente es indispensable que la madre se concientice en el desarrollo de hábitos saludables no solo físicos, sino mentales y emocionales para hacer del momento de la lactancia un espacio de alimentación física, emocional y espiritual para con su hijo.

M. Dra Sixta Salgado R – Fisioterapeuta

Dra. Myriam Liliana Camargo – Médico Pediatra

Comentarios

Comentarios

También te interesa: