Calle 106 # 49-15 Cons. 4. Bogotá / Cra 4 Este No. 24-65. Cons. 407. Chía
Citas: 300 292 90 69

Vitamina C

#

También conocida como Acido Ascórbico, forma parte de las vitaminas solubles en agua, y como la gran mayoría de ellas, no se almacena en el cuerpo por un largo período de tiempo y se elimina en pequeñas cantidades en la orina. Por lo tanto debe ser ingerida diariamente a través de la dieta, ya que es más fácil que se agoten sus reservas que las de otras vitaminas.

Función:

  • Síntesis de tejido colágeno (constituyente principal del cartílago y del hueso), síntesis de hormonas esteroideas y en el metabolismo de las grasas (lípidos)
  • Acción antioxidante por lo cual ayuda a prevenir el daño producido por los radicales libres.
  • Fortalece el sistema inmunológico, ya que activa a los leucocitos y macrófagos.
  • Mejora la cicatrización de heridas y disminuye los síntomas provocados por reacciones alérgicas.
  • Ayuda a mantener la integridad de encías, huesos, dientes y vasos sanguíneos.
  • Participa activamente en los procesos de desintoxicación que se producen en el hígado.
  • Inhibe la formación de nitrosaminas (sustancias potencialmente cancerígenas) en el estómago a partir de nitratos, sustancias que se encuentran presentes en ciertas bebidas y alimentos.
  • Necesaria para la transformación del ácido fólico.
  • Ayuda a la absorción del hierro presente en los alimentos.

Fuente:
Fruta fresca (sobretodo cítricos) y verduras. Al cocinar las verduras se pierde el 50% del contenido de Vitamina C.
Las frutas en las que más abunda son: guayaba, cereza acerola, grosella negra, kiwi, mango, piña, cítricos, melón y fresas.
Los vegetales en los que más se encuentra la vitamina C son: espárragos, pimientos, tomate, coliflor, brócoli, batata y espinacas.

Requerimientos:
• Las necesidades aumentan en situaciones de fiebre, diarrea, frío y depleción proteica.
• También durante el embarazo, el estrés, el abuso del tabaco, la toma de anticonceptivos orales y la recuperación de una lesión.

De acuerdo a cada caso se debe considerar utilizar un suplemento de esta vitamina.

Deficiencia:
Un déficit leve puede producir cansancio, irritabilidad y dolor articular.
Una deficiencia severa produce escorbuto, sus síntomas son: tumefacción, hemorragias en las encías y dolor articular.
Una deficiencia puede ser resultado de una baja ingesta, malaabsorción o porque se incrementa su eliminación en el organismo.

Exceso:
Produce alteraciones gastrointestinales tales como diarrea y calambres abdominales.
Puede desarrollar ataques agudos de gota y empeorar una litiasis renal por cálculos de oxalato, ya que la vitamina C se transforma en oxalato en el cuerpo humano.

Comentarios

Comentarios

También te interesa: